Christian Gálvez lanza un dardo contra Almudena Cid: «Después de la oscuridad, siempre hay luz»

Internacional

Han pasado diez meses desde que anunciaron su ruptura, pero la herida parece aún abierta. Christian Gálvez (42 años) ha lanzado un dardo contra Almudena Cid (42) reflexionando sobre el momento actual que está atravesando. El presentador, que ha rehecho su vida junto a Patricia Pardo (38) atraviesa un momento muy dulce. Ya viven juntos y los mensajes de cariño y amor que le dedica constantemente en redes sociales muestran la buena marcha de su relación.
Aunque durante este tiempo ha preferido no entrar en detalles sobre su separación de la gimnasta, Gálvez se ha referido a ello durante su discurso de despedida del programa que hasta ahora presentaba, Alta tensión. No ha pronunciado su nombre, pero sí ha dejado claro los sentimientos que tiene sobre el pasado y el presente. Su inesperado mensaje llega poco después de que Almudena confesara en una entrevista a la revista Semana en la que decía: «Fue una bomba que cayó en mi vida». Y añadía que ni ha hablado con su exmarido ni lo piensa a hacer.
Christian no lo hace de forma tan directa, pero es contundente. «Si bien cuando empecé este programa estaba en uno de los peores momentos de mi vida, ahora estoy en uno de los mejores, porque después de la oscuridad, siempre hay luz», confesaba ante las cámaras aludiendo directamente a su ruptura.
[Almudena Cid perdona a Christian Gálvez 10 meses después de su separación: «Un día deja de doler»]

El presentador, en su programa, ‘Alta tensión’.

Instagram.

La luz a la que se refiere tiene nombre de mujer: su actual pareja, para la que ha tenido un recuerdo muy especial. «Conocí a alguien que me enseñó la luz, el camino y la felicidad. Así que, a ti, compañera, gracias porque al final, y a pesar de todo, las rosas florecieron», añadía mirando fijamente a cámara.
Christian dice adiós a uno de los proyectos televisivos que más le han llenado y del que se puso al frente en agosto de 2021, cuando aún no había trascendido que su matrimonio con Almudena hacía aguas. Ha pasado momentos duros y reflexiona sobre si en ocasiones eso se ha podido trasladar a la pequeña pantalla.
Así que entonaba el mea culpa frente a los espectadores. «Quisiera contaros cómo he cambiado gracias a Alta tensión. Yo empecé hace unos meses este programa, posiblemente, en el peor momento de mi vida. Me gustaría pedir perdón si en algún momento no estuve a la altura, ya que conocí muy de cerca lo que es la oscuridad. El público me reía, cuando no tenía gracia, y me aplaudió, no sé si mereciéndolo. Gracias por haber estado a mi lado todo este tiempo», confesaba. 
El presentador cierra esta etapa para ponerse al frente de un nuevo concurso en Mediaset, 25 palabras, mientras su relación con Patricia Pardo avanza con paso firme. Ya conviven en un inmueble que han alquilado en la zona norte de Madrid, sus respectivas familias se conocen, y ahora sólo queda mirar al futuro.