El emotivo mensaje de la esposa de Álex Gallar a su hija fallecida: «Demostraste ser una guerrera»

Internacional

Son momentos muy duros para Álex Gallar (30 años) y Raquel Alcaraz, que acaban de perder de forma prematura a Leila, su hija recién nacida. Pese al inmenso dolor que les embarga, ambos han encontrado en las redes sociales un escaparate que les reconforta, recibiendo miles de mensajes de amigos y personas desconocidas que les envían ánimo y fuerza para superar este difícil trance.
La noticia del fallecimiento de la pequeña la daba a conocer en un comunicado el Málaga Club de Fútbol, equipo en el que milita el jugador, el pasado fin de semana. Así decía: «La pequeña malaguista Leila Gallar Alcaraz nos ha dejado de forma muy prematura. Nuestro más sentido pésame a sus progenitores, nuestro jugador Álex Gallar y su esposa Raquel Alcaraz, en este momento tan duro. Muchísima fuerza».
Este pasado lunes 14 de noviembre, la pareja hacía sus primeras declaraciones a través de sus perfiles de Instagram agradeciendo de todo corazón el apoyo recibido: «Muy agradecidos a la infinidad de personas que nos han hecho llegar su apoyo y sus condolencias en este momento tan duro. Estamos seguros de que todas estas muestras de apoyo nos ayudarán a ser más fuertes en un futuro. Siempre en nuestros corazones, pequeña Leila». 
[Primeras palabras del futbolista Álex Gallar tras la muerte prematura de su hija, Leila]
Una publicación compartida de RAQUEL (@raquelreichel_)
Ahora es Raquel, la esposa del futbolista, quien saca fuerzas de flaqueza para compartir un mensaje muy emotivo dedicado a su pequeña. «A ti, Leila, qué te voy a decir, hija mía. Desde el segundo en el que naciste luchaste y demostraste ser una auténtica guerrera hasta que ni pudiste más. Gracias a ti hoy conozco el amor más puro y más bello que existe. Gracias a ti soy mamá. Conocerte fue el mayor placer que tuve y tendré jamás», empieza escribiendo.
Seguidamente, añade: «Me has dado la lección de vida más increíble del mundo y sé que las fuerzas que me quedan para vivir son tu susurro en el oído empujándome. Gracias, vida mía, por aparecer y elegirnos. Papá y mamá seguirán por ti, te amamos, te amaremos hasta el final de nuestros días, cariño. Eres y siempre serás la hija más especial, querido y deseada del mundo».
La joven también tiene palabras de eterno agradecimiento para todas esas personas que los apoyan en este momento y les hacen llegar su cariño en forma de mensajes. «Me gustaría agradecer haciendo una mención especial sobre todo a todas las mamás y papás de ángeles que, también sin conocernos de nada, nos han contado su historia y han compartido su dolor con el nuestro. Para nosotros es una ayuda inimaginable saber y sentir que no estamos solos. Hemos leído todos vuestros mensajes y no puedo más que daros las gracias y enviaros mi amor hasta vuestros corazones junto con infinidad de besos al cielo», expresa Raquel Alcaraz.