En el mundo de la fotografía, algunos artistas capturan momentos con la pasión de un concierto en vivo. Conversamos con Marcos Mezzottoni (@mezzutt), un talentoso fotógrafo autodidacta, para explorar su viaje desde la curiosidad hasta convertirse en uno de los mejores  fotógrafos del mundo musical en el Rio de la Plata. Varias veces el elegido por «Fito Paez», «Jaime Roos» y durante muchos años por «La Vela Puerca» y «No Te Va Gustar».

Inicio autodidacta: descubriendo el arte en YouTube

Él se sumergió en la fotografía de manera autodidacta, impulsado por la curiosidad de entender cómo crear imágenes impactantes. Su aula fue YouTube, donde aprendió las complejidades del arte fotográfico. «Quería hacer algo que perdurara en el tiempo, transmitiera emoción y sirviera de inspiración para otros curiosos como yo», comparte.

Estilo musical: Una melodía visual sin límites

Aunque no tiene un estilo fotográfico preferido, Marcos destaca su inclinación hacia el «estilo musical». Sin embargo, evita la moda y el periodismo.

Inspiración en acordes y emociones

Su musa es la música que resuena en los conciertos que cubre. Desde la energía electrizante hasta los momentos emotivos, busca capturar la esencia de cada show. «Mi foto tiene que emocionar tanto como lo hizo el artista conmigo», revela.

Herramientas del oficio: Canon y Sigma en acción

Equipado con una Canon 5R y una variedad de lentes Canon y Sigma Art, elige Canon por su calidad tanto en foto como en video.

Edición como arte: La hoja en blanco del fotógrafo

Mezzottoni aborda la edición como una hoja en blanco. No es partidario de la postproducción excesiva, prefiriendo resaltar la autenticidad de sus fotografías.

Consejo para aficionados: Descubre tu propio ritmo visual

Su consejo para los fotógrafos aficionados es claro: «Miren con atención el trabajo de otros para encontrar su propio gusto y estética. Generen material con esa visión hasta descubrir su propio estilo».

Próximos acordes: Un libro musical en el horizonte

En el horizonte de Marcos, el 2024 trae la promesa de un libro impactante. «Voy a lanzar un libro con mis mejores fotos del ambiente musical», revela. Con textos de músicos destacados como Sebastian Teysera, Emiliano Brancciari y un prólogo de Jaime Roos, se anticipa a una obra que promete ser «una bomba». Con la visión de compilar estas imágenes en un libro, él busca cristalizar esa promesa. Cada página será un lienzo en el que la música se convertirá en palabra escrita, donde las imágenes contarán historias que perdurarán más allá de la fugacidad de un concierto. Su libro no será solo un registro visual, sino un legado, un tributo a la capacidad de la música para trascender el tiempo y el espacio.

En resumen, su narrativa visual no es simplemente una colección de fotografías; es un compromiso con la inmortalización de la música, una declaración a la capacidad única de la música para perdurar a través de la lente del tiempo, capturada y preservada en las páginas de su próximo libro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *