El polémico cura de Valdepeñas ‘utiliza’ la ruptura de Tamara Falcó para su misa del domingo

Internacional

Emilio Jesús Montes (46 años), el conocido cura de Valdepeñas -Ciudad Real- por sus polémicos sermones, vuelve a ser noticia. Esta vez, el párroco no ha dudado en subirse al carro de la actualidad informativa del corazón para deleitar a sus fieles con un discurso sobre el perdón, la infidelidad y los valores cristianos.
Para ello, como no podía ser de otra manera en estos días, Montes ha aludido al caso de Tamara Falcó (40), que anunció su compromiso matrimonial con Íñigo Onieva (33) el pasado 22 de septiembre y, horas después, terminó con los planes de boda y con su relación con el ingeniero tras conocer que le había sido infiel con otra mujer. 
«No sé si os habéis enterado de que la Tamara Falcó ha roto con el novio. Os habéis enterado, ¿no? No se habla de otra cosa. Pues estaba en un photocall, y un tío o una chica, que ha estudiado cinco años de periodismo, coge la alcachofa y se la pone en la boca y le dice: ‘Como eres cristiana, lo tendrás que perdonar’. Ella, Tamara, no se vino abajo y contestó muy bien, como debe contestar un cristiano», comienza relatando el sacerdote.
[Emilio, el cura de Valdepeñas convertido en célebre por sus frases y sus sermones incendiarios]
Y prosigue: «Ella lo único que dijo fue. ‘Perdonado está, no le guardo rencor, pero he descubierto que no tenemos los mismos valores, puesto que para mí, en la pareja y en el matrimonio es muy importante la fidelidad y para él no lo es. Entonces, como comprenderás es justo que no me case con él porque no tenemos los mismos valores’. No insultó a nadie, pero ella se defendió como cristiana. Muchas veces defenderse como cristiano es tener claro cuáles son los valores de su familia». 
Emilio Jesús Montes, el cura más conocido de Valdepeñas y uno de los más famosos de España, se hizo conocido por sus controvertidos sermones. De hecho, es habitual que zapeen pequeñas partes de sus misas en programas como Aruser@s o en otros formatos de la cadena SER. Una de sus anécdotas más sonadas es aquella en la que pidió a los feligreses que ayudasen a pagar parte de la obra de la parroquia.
La parroquia del padre Emilio tiene bizum! pic.twitter.com/i9KsZSkI2z
El cura contó que había costado 1,1 millones de euros y desgranó de dónde había provenido el dinero. «La parroquia ha puesto 600.000 euros, 325.000 euros el Ministerio de Fomento, 170.000 euros el Ayuntamiento y 50.000 euros Iberdrola. ¿Cuánto falta por pagar? 80.000 euros y 60.000 de ellos es un préstamo que tendremos hasta 2033 pagando 300 euros al mes. Faltarían 20.000-24.000 que tendremos que juntar este año», añadió.
Emilio Jesús Montes detalló que esa parte que quedaba por abonar se haría gracias a las suscripciones bancarias de los devotos que acuden a la Iglesia: «Aportan 10, 15, 20, 30, 40, 50 euros. Lo que más dan es 50 euros y los que menos 6 euros. Hay mucha gente que ha sido siempre de la parroquia y desde que yo llegué, hace ya 11 años, solo dan seis euros. La parroquia tiene Bizum», concluyó.
No hay ninguna dudas a estas alturas de que Tamara Falcó es profundamente religiosa. Así lo ha desvelado ella en infinidad de ocasiones y así se mostró también en su documental de Netflix, La marquesa, donde admitió que a ella le hacía mucho más feliz «rezar el Rosario que salir un sábado y beberse siete copas».
Este pasado fin de semana, ha sido una de las grandes protagonistas en el Congreso Mundial de las Familias en Ciudad de México. Allí ha contado que ha vivido un «despertar espantoso» tras la ruptura e infidelidad de su exprometido «Ha sido un despertar espantoso, pero al mismo tiempo pienso en el perdón, pienso en la importancia del perdón», reveló.
Tamara afirmó que aún no tiene explicación de lo que pasó con su exnovio, «No lo entiendo, o sea, no me cabe por la cabeza lo que ha sucedido, pero creo que él y todos los que están perdidos en las sombras merecen conocer la verdad y el amor de Dios”, indicó. «Yo no siento odio hacia él ni aberración, me da pena, me da pena que con todas las cosas maravillosas que hay en la vida, vea, o sea, que considere que esas son las cosas por las que vive, a mí eso sí que me da pena», manifestó.
[Tamara Falcó, entre aplausos tras la infidelidad de Íñigo Onieva: «Es imposible que vuelva con él»]
Una publicación compartida de Tamara Falcó (@tamara_falco)
Falcó acrecentó la polémica con su viaje a México, donde participó en el Congreso Mundial de las Familias junto a activistas que están en contra del aborto y pugnan por la familia tradicional. Cuestionada por el moderador del panel en el que participó, la marquesa reconoció tener una «mezcla de sensaciones» y confesó que en un viaje a Međugorje, en Bosnia-Herzegovina, hizo una «oración muy fuerte» sobre la relación.
«Rogué muy fuerte que, si mi novio de aquel entonces era para mí, que se realizara, que llegáramos al matrimonio y que, si no, que, por favor, lo apartara», reveló. Asimismo, aseveró que en retrospectiva, cuando empezó «a pensar hacia detrás, había muchas llamadas de atención» que iban más allá de la infidelidad.
«Estaba muy ilusionada con que, aunque no fuera evidente, el proyecto de Dios estaba ahí. Claro, todo esto cambia radicalmente, ya no cuando salen unas imágenes de mi novio en aquel entonces siendo infiel, pero ya no solamente eso, caen muchas más cosas, fue un dominó», concluyó.