Entramos en la vivienda reformada de Pablo Puyol: su increíble transformación, al detalle

Internacional

Pablo Puyol (46 años) comenzó una nueva etapa de su vida el pasado mes de julio tras casarse con su novia, la actriz Beatriz Mur (33). Una celebración en la que estuvieron acompañados de sus familiares y amigos más cercanos y con la que pusieron la guinda a una historia de amor más que asentada.
No solo son marido y mujer, Pablo y Beatriz también comparten un bonito hogar que llevan meses reformando para que esté totalmente a su gusto. Poco a poco, sin prisas y dedicando a cada estancia su propio tiempo, el matrimonio está comenzando a ver los resultados del esfuerzo invertido. 
A través de sus redes sociales, el que fuera protagonista de Upa Dance está compartiendo con sus seguidores cómo está quedando su piso, que ha pasado de ser de aspecto antiguo y desactualizado a tener un aire más moderno, también ganando en luminosidad. La última parte que Beatriz y Pablo han cambiado ha sido la cocina y el cambio es impresionante. «¡Qué preciosa os ha quedado!», «Menudo cambio, ¡me gusta mucho!», han escrito algunos de ellos.
[Entramos en la reformada casa de Eugenia Osborne: todos los rincones]

La cocina es la última estancia que se ha reformado.

Redes sociales

Como enseña Pablo en un vídeo, antes de la reforma la cocina era un espacio amplio bastante inhóspito y anticuado. De hecho, parece que la sala estaba destinada a otra función completamente diferente. Según se ve, tenía un suelo de gres antiguo, en tono rosado, un ventilador de techo con luz y un mueble blanco de aspecto antiguo. Un aspecto que no tiene nada que ver con el resultado final.
Tras pasar por las manos de profesionales se ha convertido en una cocina moderna, funcional y muy bonita. El suelo de color claro hace juego con los muebles, de madera oscura, además de con una encimera negra a tono. La pareja ha colocado también una pequeña isla que se puede aprovechar tanto para cocinar como para comer en ella. 

Transformación del salón de la vivienda de Pablo Puyol.

Redes sociales

El salón es el otro gran ejemplo. Antes, Pablo y Beatriz tenían un cuarto de aspecto oscuro y con un gran armario empotrado de madera oscura que robaba toda la luz. Tras la reforma disfrutan de una estancia luminosa: nuevo suelo, paredes de colores claros y una decoración juvenil y sencilla. 
Un resultado impresionante que no tiene nada que envidiar al del cuarto de baño, que parece sacado de una revista de decoración. En este caso, Puyol no mostró «el antes», directamente cómo estaba en medio de la obra y ya acabado. Lo más destacable es, más allá de la ducha moderna, el papel de pared con estampado floral que le añade un toque elegante a la zona del lavabo. 

El cuarto de baño tiene un aspecto moderno.

Instagram