Gran Hermano: Martina lloró al reencontrarse con su perro Atilio, que no la reconoció

Argentina

Y recibí las últimas noticias del espectáculo en tu mail.
 

Más sobre este tema

A Martina no la recibió Robertito Funes Ugarte a la salida y hubo lluvia de memes: «Que vuelva Peluffo»

En las redes sociales, los usuarios criticaron nuevamente los dichos de Martina, acusándola de ser frívola. “Martina cuenta que buscó un perro igual para reemplazar al que tenía. Yo no soy bichera pero estimo que la acaba de cagar con el único colectivo que todavía no la repudiada”, escribió una usuaria entre muchos memes que inundaron Twitter.
“Es muy largo, pero justo tenía uno igual con un ex, del que hablé en la casa que terminó todo mal. Él me lo sacó y después de eso yo busqué uno igual para reemplazarlo y llegó Atilio a mi vida”, explicó Martina entre lágrimas. “Lo extrañaba un montón, pero no me reconoce”, agregó la exparticipante.
“Es todo para mí”, confesó Martina mientras acomodaba a Atilio en uno de los bancos que tenía a su lado. “El día en que entraste a la casa de Gran Hermano, viniste con una foto de él y me dijiste ‘Vos tenés que hacer campaña para entre Atilio a la casa’”, le recordó Del Moro a la joven mientras le pedía que le cuente su historia.
Minutos después de que Laura Ubfal le asegurara que “las redes la detestan”, Martina sufrió el desplante de su propio perro mientras Saniaog del Moro le recordaba: “Lo primero que me dijiste es ‘Lo quiero a él’”. “Soy yo”, le decía la participante al perro, que no parecía muy emocionado.
MARTINA DE GRAN HERMANO PASÓ UN MOMENTO DIFÍCIL CON SU PERRO ATILIO, QUE NO LA RECONOCIÓ
Más sobre este tema

Fuertes denuncias públicas en contra de Martina de Gran Hermano: «Se quejaban por los maltratos de ella»

De esta manera, la producción hizo entrar al estudio a Atilio, que en un primer momento se tiró al piso, temeroso de lo que pudiera ocurrirle, aunque Martina lo alcanzó y se lo llevó a upa a su silla, donde se mostró amorosa con el bulldog francés.
En El debate, la participante habló sobre las polémicas que despertó durante sus dos semanas de estadía en la casa, como sus dichos homofóbicos o cuando aseguró que “no se casaría con alguien pobre”, hasta que el conductor se apiadó de ella y le propuso darle una sorpresa.
Tras su eliminación de Gran Hermano por el voto del público, Martina Stewart Usher regresó a los estudios para participar de El debate, donde Santiago del Moro le propuso reencontrarse con su perro Atilio, pero la mascota casi le da un disgusto.
Santiago del Moro quiso darle una sorpresa a la última eliminada del reality, pero el can se mostró incómodo.