Importante varapalo para Javier Santos: el tribunal de Estrasburgo rechaza reabrir el caso de Julio Iglesias

Internacional

Nueva victoria judicial para el cantante Julio Iglesias (79 años) en el litigio de paternidad que libra con el valenciano Javier Santos (44). Si bien en abril de 2021, el Tribunal Supremo rechazó el recurso presentado por el abogado de Santos, al considerar que el asunto era «cosa juzgada», ahora el que dice ser hijo del celebérrimo cantante vuelve a ver cómo la Justicia se pone en su contra. 
Fernando Osuna, el letrado que defiende los derechos de Javier Santos, había recurrido entonces, hace un año, al Tribunal Constitucional y a Estrasburgo. Un recurso que, finalmente, ha sido rechazado. Estrasburgo ha declinado reabrir el caso de paternidad de Julio Iglesias, como ha podido confirmar EL ESPAÑOL. 
Un claro e importante varapalo para Santos, quien piensa seguir batallando por su verdad, como ha hecho llegar su abogado a los medios de comunicación. «Se van a emplear vías para seguir defendiendo que Javier es hijo de Julio Iglesias», se sostiene en el escrito. La primera de esas medidas legales es «recurrir ante los Derechos Humanos de la ONU». También se baraja la posibilidad de «presentar demandas contra los otros hijos de Julio Iglesias fuera de España». 
[Victoria judicial para Julio Iglesias: el Supremo rechaza el recurso de paternidad que presentó Javier Santos]

Javier Santos junto a su madre, María Edite Santos, llegando a los juzgados de Valencia en 2019.

Gtres

Por si estos mecanismos de defensa no surtieran el efecto esperado, Fernando Osuna contempla dos vías más: «Poner en conocimiento de la OMS la disfunción entre la genética y la justicia» y «potenciar la figura de un mediador». En opinión del letrado de Javier Santos, esta decisión de Estrasburgo «es un pronunciamiento sorprendente y en contra de su criterio, ya que hay más de 15 sentencias del tribunal de Estrasburgo que defienden que la verdad genética está por encima de la cosa juzgada y otras cuestiones formales». 
Una postura la del letrado que ya quiso dejar patente hace un año: «Hay que averiguar la verdad científica, la verdad material, saber si una persona es hija de otro». Al instar inicialmente este proceso, el demandante presentó una prueba de ADN que se practicó sobre una botella que había usado Julio José Iglesias, hijo del famoso cantante español, que reside en Estados Unidos, y que se le cayó del coche al estacionar en una playa.
Según la parte de defensa de Javier, la prueba de ADN practicada concluía «indubitadamente» que Javier Sánchez y Julio José Iglesias tienen el mismo padre. Este letrado ya anunció que iniciaría una acción ante el Tribunal Constitucional con la intención de modificar el artículo 222 de la Ley de Enjuiciamiento Civil en procesos de filiación.
Dicho artículo preceptúa la denominada cosa juzgada y, por tanto, la imposibilidad de volver a conocer de un mismo asunto cuando ha sido resuelto por sentencia firme, a pesar de que, como asegura que sucede en este caso el letrado de Javier Sánchez, se obtengan posteriormente pruebas que revelan la paternidad reclamada y ya juzgada.

Javier Santos junto a su letrado, Fernando Osuna, en los juzgados de Valencia en 2019.

Gtres

«El derecho a conocer la verdadera filiación es el derecho a la identidad de la persona; en la actualidad y gracias a la ciencia el concepto jurídico de filiación legítima, ya sea matrimonial o extramatrimonial, se encuentra ligado y al alcance de la verdadera y única realidad biológica. Si Julio Iglesias es padre de Javier Santos, ahí está la prueba de ADN coincidente al 99 %, mantener lo contrario sería como decir que el río Ebro no pasa por Zaragoza. La Justicia en este caso, no en otros, tiene que ceñirse o ir de la mano de la ciencia y no al revés», concluyó Osuna en 2019.