Kiko Rivera, ingresado de urgencia en un hospital de Sevilla tras sufrir un ictus

Internacional

Kiko Rivera (38 años) se encuentra ingresado en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla tras haber sufrido un ictus, según ha podido confirmar EL ESPAÑOL. El Dj acudió a las urgencias del centro médico en la madrugada de este viernes 21 de octubre y tras una valoración los médicos le hicieron el diagnóstico.
Según informó la noche del viernes su esposa, Irene Rosales, sigue ingresado «estable y tranquilo» y cenó con normalidad e incorporado en su cama, como han podido apreciar los periodistas que cubren la información a las puertas del hospital desde la vía pública.
Este medio ha sabido que, de momento, el hijo de Isabel Pantoja (66) no se encuentra en planta, sino en la Unidad de Ictus, un área de referencia del hospital sevillano abierta en el año 2016. Allí solo se permite el acompañamiento de una persona por paciente y quien estaría a su lado sería su mujer, Irene Rosales (31). «Las próximas 24 horas son decisivas», añade el programa Fiesta de Telecinco en sus redes sociales, donde además explica que se trata de un «grave problema de salud».
Este medio se ha intentado poner en contacto con los amigos y familiares más cercanos de Kiko, sin obtener respuesta de ninguno de ellos. Tampoco se han pronunciado de manera pública.
#ÚltimaHora Este programa ha podido confirmar que Kiko Rivera sufrió en la madrugada del viernes un grave problema de salud. Se encuentra ingresado en el Hospital Virgen de Rocío de Sevilla. Las próximas 24h son decisivas.Estaremos todo el fin de semana muy atentos a su evolución pic.twitter.com/MwMhxuYtmn
Apenas unas horas antes de conocerse que ha sufrido un ictus, Kiko Rivera reaparecía en su perfil de Instagram para anunciar el lanzamiento de su nuevo tema musical, Vudú. Una canción que se hizo pública en la madrugada de este jueves y de la que él mismo hacía promoción. «Hoy estamos de estreno, pero yo estoy bien jodido», escribía en la storie, que acompañaba de un selfie en el que aparece con el semblante serio.
El jueves explicaba a sus seguidores que se encontraba mal debido a un dolor de garganta que, en principio, no era grave. Su mujer añadía que sus hijas también estaban enfermas y con fiebre, mientras que ella estaba perfecta.

Kiko Rivera en su última ‘storie’ de redes sociales.

Redes sociales

La palabra ictus no es nueva en la familia Pantoja. En octubre de 2019 se conocía que doña Ana, la madre de Isabel y abuela de Kiko, tuvo que ser trasladada de urgencia al hospital tras sufrir un accidente cerebrovascular que tuvo una réplica cuando se encontraba en el centro médico, según la información a la que tuvo acceso EL ESPAÑOL a través de fuentes cercanas a la familia. A consecuencia de ello, tuvo que permanecer ingresada y sedada durante varios días.
En los últimos años la salud de Kiko Rivera ha sido protagonista de decenas de titulares. Más allá de sus conocidos problemas de adicción, de los que él mismo ha hablado abiertamente, el músico sufre también de gota. Una dolencia que le ha puesto en jaque en varias ocasiones a lo largo de su vida y que, por ejemplo, le obligó a abandonar Supervivientes. 
Pero su historial médico no termina ahí. El hijo del desaparecido Franciso Rivera ‘Paquirri’ también tiene diabetes, una enfermedad que también sufren su madre y su tío Bernardo Pantoja. «Toca cuidarse, toca tomarse la vida de otra manera, toca echarle huevos y, sobre todo, toca vivir», dijo tras recibir el diagnóstico, el pasado mes de marzo.
Además, según El programa de Ana Rosa tiene «problemas del corazón» por los que los médicos le recomendaron cuidarse. 

Kiko Rivera, ingresado en estado crítico tras sufrir un grave problema de salud

JALEOS | AGENCIAS