Kiko Rivera se pronuncia desde el hospital tras sufrir un ictus: «Pensé que no salía de esta»

Internacional

La madrugada de este viernes, 21 de octubre, Kiko Rivera (38 años) ingresaba en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla tras sufrir un ictus. El Dj acudía a las urgencias de este centro médico, donde le hicieron el diagnóstico y lo enviaron a la Unidad de Ictus. Por suerte, su evolución ha sido favorable y tal y como él mismo ha desvelado en sus redes sociales, ya ha sido trasladado a planta. 
A primera hora de este sábado, 22 de octubre, el hijo de Isabel Pantoja (66) ha enviado un mensaje a través de su perfil de Instagram para desvelar cómo se encuentra y tranquilizar a quienes se mantienen preocupados por su situación. 
«Quiero agradecer a todo el mundo por haberse interesado por mi estado de salud. Ya estoy en planta, un poco mejor pero no recuperado», ha explicado Kiko Rivera desde el hospital, junto a una fotografía en la que únicamente muestra un gesto con su mano en señal de que se encuentra bien. 
Una publicación compartida de Kiko Rivera (@riverakiko)
«Me han llegado todos vuestros mensajes de cariño y me han emocionado muchísimo. No puedo estar con el móvil, pero quiero daros las gracias de todo corazón. Gracias también a las enfermeras y al equipo médico que me ha cuidado y me ha hecho sentir como en casa», ha continuado el Dj antes de de confesar que han sido momentos cruciales y de mucha tensión.
«Ha sido un susto tremendo. El mayor de mi vida. Jamás pensé que me fuera a dar un ictus y realmente pensé que no salía de esta», ha comentado Kiko. A pesar del diagnóstico, ahora, más recuperado, se mantiene esperanzado. «Os quiero a todos mucho y si Dios quiere prontito estoy al 100%», añade en su publicación en las redes sociales. 
[Kiko Rivera, ingresado de urgencia en un hospital de Sevilla tras sufrir un ictus]
Las palabras del Dj llegan horas después de que su mujer, Irene Rosales (31), confirmara que Kiko Rivera se encontraba «estable». Ella ha sido su gran apoyo y ha estado a su lado cada vez que se le ha permitido. A última hora de este pasado viernes, la sevillana desvelaba a los medios que la esperaban a las afueras del hospital que su pareja ya había recibido el tratamiento pertinente. 
Mientras estuvo en la Unidad de Ictus, Kiko Rivera solo pudo recibir la visita de un familiar. En este caso, la de su mujer. Sin embargo, ahora que está en planta, se espera que también acuda su madre. Según ha podido confirmar EL ESPAÑOL, Isabel Pantoja ha vivido con gran «angustia» este revés de salud de su primogénito y, desde la llamada que se le realizó, quiso acudir al hospital para estar a su lado. 

La imagen colgada por Kiko Rivera horas antes de sufrir un ictus.

Instagram

Este último revés de salud ha tomado a todos por sorpresa. Sin embargo, horas antes de que se diera a conocer que había sufrido un ictus, Kiko Rivera desvelaba que no se encontraba en su mejor momento. El Dj aparecía en sus redes sociales para anunciar el lanzamiento de su nueva canción, Vudú. «Hoy estamos de estreno, pero yo estoy bien jodido», escribía en un story que acompañaba de un selfie en el que se mostraba con el semblante serio.
El pasado jueves, 20 de octubre, Kiko Rivera explicaba a sus seguidores que se encontraba mal debido a un dolor de garganta que, en principio, no era grave. Irene Rosales, por su parte, añadía que sus hijas también estaban enfermas y con fiebre, mientras que ella estaba perfecta.