No son muchas, pero cada vez que Irene Montero (34 años) comparte una imagen familiar en sus redes sociales hay que prestar especial atención a todos los detalles que se esconden en ella. La última revela muchas cosas sobre la educación que la ministra de Igualdad y Pablo Iglesias (44) dan a sus tres hijos, además de mostrar una de las estancias de su chalé de Galapagar.
Después de unas semanas muy estresantes para ella, debido a las críticas que está recibiendo por las consecuencias de la aplicación de su ley del ‘Sí es sí’, Irene encuentra paz y refugio en su familia que, además de la política, es su gran prioridad. En la fotografía tomada durante el pasado fin de semana que ha subido a Instagram se puede ver a su marido, muy relajado, leyendo un cuento a dos de ellos, mientras otro juega a su aire.
Lo primero que llama la atención es el tipo de juguete que está utilizando uno de los mellizos. Nada de máquinas o videojuegos, se entretiene con un clásico circuito de canicas de varias piezas. La particularidad que tiene es que es ecorresponsable, ya que está fabricado con bio plástico, un material compuesto exclusivamente de madera y plástico, diseñado para reducir las emisiones de CO2 en el planeta. Éste es el primer mensaje ecologista que esconde el post.
[Los mellizos de Irene Montero y Pablo Iglesias cumplen 4 años: su álbum familiar más revelador]

Pablo Iglesias, con sus hijos.

Instagram.

Pablo Iglesias, con sus hijos.

Instagram.

No es ninguna sorpresa que Irene y Pablo elijan juguetes educativos y sostenibles para sus hijos, pues en otra ocasión se vio a los niños entreteniéndose con una serie de anillos y discos de Peach Montessori, inspirados en la pedagogía Steiner y Montessori que estimula la creatividad y la imaginación. Este circuito sigue la misma filosofía, según se explica en la web de Dideco, donde puede adquirirse por 23,85 euros. «Favorece de manera muy eficaz el pensamiento lógico y el razonamiento, a la vez que ayudan a niños y niñas a comprender ciertos principios de física. Esta construcción también les ayuda a aprender qué es la fuerza de la gravedad y ver cómo funciona», explica.
Al fondo de la imagen se ve a Pablo Iglesias, con Aitana (3) sentada sobre las piernas y a otro de sus hijos sentado a su lado. Ambos escuchan atentamente a su padre, que les lee uno de los muchos cuentos que hay en la habitación, repleta de estanterías con un buen número de libros. La lectura es otro de los pilares fundamentales en la educación que la ministra y el exlíder de Podemos dan a los niños. Ya lo demostraron el año pasado cuando Irene felicitó las fiestas a sus seguidores con otra foto en la que se podía ver a Pablo en una escena muy parecida.
El último detalle reseñable es la ropa que llevan los protagonistas, que siempre incorpora un guiño. En esta ocasión es la pequeña del clan quien luce un jersey morado, color del partido de su madre y símbolo del feminismo. En cuanto a los mellizos, esta vez se han decantado por ropa cómoda, sin zapatos. El pasado mes de abril, sin embargo, Montero subía otra foto familiar en la que uno de sus hijos llevaba falda, dejando claro que en su casa no hay roles de género.
Una publicación compartida de Irene Montero (@i_montero_)