Los llamativos negocios de los hijos de Emilio Aragón y Aruca: moda sostenible, pan artesano y churros

Internacional

Vienen de una de las familias más famosas de España, relacionada con el circo, la música y la interpretación, pero son casi unos desconocidos para el gran público. Nietos del gran Miliki, uno de los integrantes de Los Payasos de la Tele, todos ellos llevan el arte en las venas, aunque han encaminado sus pasos profesionales hacia otros derroteros. Así son Nacho (27 años), Icíar (37) y Macarena (34), los tres hijos de Emilio Aragón (63) y Aruca Fernández-Vega (62), que se mueven entre el mundo de la moda, la restauración y el universo influencer como pez en el agua.
Pese a la gran popularidad de su apellido, los tres hermanos se han mantenido bastante alejados de la esfera pública y han desarrollado sus respectivas carreras al margen de su apellido y los medios, pero no de las redes sociales, donde son bastante activos. Aunque a su padre le hubiera gustado que siguieran sus pasos, valora muy positivamente que se hayan decantado por algo que tiene su lado artístico.
«Mis hijos no se dedican a esto, pero lo que hacen es creativo. No se han ido por el mundo de ingenieros ni el de abogados ni nada de eso», decía el recordado protagonista y creador de la serie Médico de familia hace un tiempo en una entrevista. Este es el retrato más personal de los otros Aragón. 
Una publicación compartida de Maca 🌞 (@mackahuna)
Nacho, el pequeño del clan, ha creado su propia empresa de moda con espíritu eco y sostenible junto a dos amigos de la infancia. Él mismo la define así: «Neutrale es un proyecto arraigado en el producto y construido en comunidad. Nuestro objetivo es crear productos atemporales elaborados de forma exhaustiva y sostenible, que te acompañen en el camino hacia una vida más lenta y sencilla».
Son prendas unisex, no hay distinción entre hombre y mujer en la tienda, lo que supone adaptarse a una nueva corriente fashion que está en auge. Los precios van a partir de 60 hasta los 120 euros y los diseños atemporales. No sólo tiene ropa, también objetos para la casa como vajilla, botellas y velas. Además, han abierto un café, Casa Neutrale, relacionado con el mismo proyecto. 
«Creíamos que era una forma diferente y bonita de evolucionar la marca, en un espacio donde aplicaremos las mismas prácticas que hemos creado en Neutrale, pero bajado a la restauración», dicen los empresarios.
Nacho Aragón, que ha estudiado Administración y Finanzas en la Universidad de Florida y Universidad de Suffolk (Estados Unidos), combina así sus conocimientos sobre la empresa con su afición por el mundo de la moda. Algo que comparte con su pareja, la influencer Bea Gimeno, gran amiga de María Pombo (27) y María García de Jaime (26). La pareja mantiene una relación estable desde hace varios años.
Una publicación compartida de Bea Gimeno (@begimeno)
No es el único negocio que ha emprendido, pues el año pasado también ponía en marcha junto a su tía, Amparo Aragón, una churrería llamada Manosanta en Madrid. «La idea era hacerlo atractivo también a un público más joven. La tradición no está reñida con la innovación y el detalle. Manosanta nace por una necesidad: posicionar al churro en el lugar que se merece», confiesan.
La segunda hija de Emilio Aragón y Aruca estudió moda en Madrid y Milán y además de tener su propia firma de bolsos, Studio Philocaly, trabaja como estilista para campañas de diferentes marcas, incluida Neutrale, la de su hermano pequeño. También ha colaborado con su padre en alguno de sus trabajos. Tiene perfil de influencer y acumula más de 10.000 seguidores en Instagram, con los que comparte no sólo sus retos profesionales, también sus estilismos y algunas imágenes familiares. 
Icíar, la mayor del clan, es su alma gemela y su mejor amiga. Ambas han compartido proyectos, como el que las llevó hace un tiempo a colaborar con Paula Ordovás (37) el cambio en su marca, Better Naked. 
Una publicación compartida de Maca 🌞 (@mackahuna)
La primogénita del recordado protagonista de Médico de familia es la auténtica estrella de la familia. Casada con el empresario Hugo Rodríguez de Prada está esperando su cuarto hijo. Sus casi 50.000 seguidores pueden colarse en su casa y ver su día a día, conocer cómo vive sus embarazos y cómo es ser madre de familia numerosa gracias a sus vídeos y publicaciones en Instagram. 
Como sus dos hermanos ella también es súper emprendedora y tiene facetas muy versátiles. Estudió Publicidad y Relaciones Públicas en ESIC Business & Marketing School y posteriormente hizo un máster en Fine Arts en la Academia de Cine de Nueva York. Ha hecho colaboraciones en moda y, además de tener una agencia de comunicación creativa, en 2020 abrió su propia panadería. Se llama Madreamiga by La Miguiña y es un negocio en el que se ha embarcado el matrimonio junto a su amiga Begoña Sanpedro, panadera desde los 19 años.
Una publicación compartida de MADREAMIGA (@madreamiga_)
Ahora, su proyecto más ilusionante es su nueva maternidad. Casada desde 2012, ya tiene tres pequeños, Martín, Aruca y Teo, y en unos meses serán cuatro. Se encuentra en el primer trimestre y como ella misma ha contado ha sufrido muchas náuseas y malestar que parecen estar remitiendo.