María León denuncia a los policías que la arrestaron por «detención ilegal y lesiones»

Internacional

Diez días después de ser detenida por la Policía Local de Sevilla por haber agredido presuntamente «con un puñetazo y una patada» a una agente, María León (38 años) ha presentado una denuncia por «detención ilegal» contra los tres agentes que participaron en su arresto.  Así lo han anunciado sus abogados, Carla Vall y José Antonio Sires, en un comunicado divulgado a través de sus redes sociales. 
Tal y como se puede leer en el texto, la denuncia está dirigida a los tres miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado que formaron parte de la actuación, a quienes se acusa de «los delitos de detención ilegal, lesiones y contra la integridad moral».
Según informa el medio Diario de Sevilla, la demanda ha sido presentada en los juzgados de la capital andaluza, donde tuvieron lugar los hechos. Sin embargo, su resolución no será inmediata ya que al existir una denuncia previa por parte de la Policía, que está siendo investigada en juzgado número 18, la interpuesta por la hermana de Paco León (47) se acumulará. 
[Primeras palabras de María León tras su detención: «He sido víctima de un abuso por parte de la Policía»]
Comunicamos que ha sido presentada denuncia por los hechos ocurridos el pasado 1 de octubre.@AbogadosSires @CarlaVall pic.twitter.com/CcuGE3CBlU
Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado sábado 1 de octubre, cuando la protagonista de La voz dormida fue detenida tras agredir, presuntamente, a un agente que la conducía a jefatura para ser identificada, tras serle requerida la documentación en la calle durante una trifulca con una patrulla policial.
Según informaban en aquel momento fuentes policiales, una patrulla de la Policía Local dio el alto a un hombre que circulaba en una bicicleta con una copa de cristal en una mano. Cuando le estaban pidiendo la identificación, se acercó un grupo de personas -entre los que estaba María León- que comenzó a increparles. Además, la actriz comenzó a grabar la escena.

Comunicado de la actriz María León tras su detención en Sevilla.

EFE

Tras dirigir insultos a los policías, uno de ellos le pidió la documentación a lo que ella no se negó, pero no la tenía, por lo que la metieron en uno de los coches patrulla para ir a comisaría. Fue entonces cuando una de las personas que estaban con ella abrió la puerta, momento que María aprovechó para salir del vehículo y, presuntamente, agredir a uno de los policías.
Por estos hechos fue detenida, y tras pasar la noche del viernes al sábado custodiada, fue trasladada a los juzgados de Sevilla para ser sometida a un juicio rápido, en el que se acogió a su derecho constitucional a no declarar.
Dos días después, la galardonada actriz emitía un comunicado a través de sus redes sociales en el que aclaraba que no solo no había agredido a nadie, sino que la víctima era ella. «Quiero dar las gracias por todas las muestras de apoyo recibidas. Estas últimas 48 horas han sido verdaderamente difíciles. Niego haber agredido a nadie», escribía María León, que añadía que había sido «víctima de un abuso policial por parte de unos agentes de la Policía Local de Sevilla».