Mario Farulla nació y creció en el barrio de Aurelio de Roma. Su pasión por los viajes y un fuerte impulso para hacer carrera en el mundo de la hospitalidad de lujo, lo llevaron a sus 19 años a trabajar en los bares de prestigiosos hoteles internacionales en Londres (Inglaterra), Amberes (Bélgica), Tel Aviv (Israel), Dubai (Emiratos Árabes Unidos), Tbilisi (Georgia) y Samarcanda (Uzbekistán).

Las experiencias más relevantes de se carrera de en los bares de hoteles de 5 estrellas de todo el mundo, son las del Four Seasons, Marriott y Galvin Brothers, no solo porque han añadido «puntos» a su currículum sino porque han definido a Mario como persona, dándole una mejor perspectiva sobre las diferentes culturas fuera de Italia.

Mario, como le sucede a muchos italianos en el extranjero, no puede superar la nostalgia y decide regresar. En 2017 comenzó a trabajar como gerente de bar en Baccano, un restaurante y bar cerca de la Fontana de Trevi en Roma. El restaurante se destaca inmediatamente a nivel internacional, logrando obtener varios premios internacionales, como el lugar 70 en los 50 mejores bares del mundo en 2019. Durante sus tres años en Baccano, también recibió a importantes bartenders como el español Bernabéu, Giacomo Giannotti, Remy Savage, Antonio Naranjo, Nikolay Kiselev, Diego Cabrera, Aaron Díaz, Jimmy Barrat, Shingko Gokan, Steve Schneider y Alex Kratena.

Para mejorar aún más su perfil internacional, a lo largo de los años Mario ha participado en el Moscow Bar Show, Athens Bar Show, Bar Convent Berlin, London Cocktail Week y Singapore Cocktail Festival. También ha realizado numerosas clases magistrales además de haber «actuado» como invitado en varios clubes de todo el mundo como Guilhotina en Sao Paulo, Mitzva en Moscú, Hunky Dory bar en Frankfurt, Dr Stravinsky en Barcelona y 28 HongKong Street en Singapur.

Dedicarse tan asiduamente a construir un perfil internacional dio sus frutos en 2019, cuando Farulla ocupó el puesto 80 en el prestigioso ranking Drinks International Bar 100, que identifica a las personas más influyentes en el mundo de los bares. Tiempo después, en el 2020, Mario Farulla ganó la posición 55 en esta importante lista.

Durante el confinamiento, Mario tuvo mucho tiempo para reflexionar y reaccionar ante un momento tan difícil. En lugar de encerrarse en sí mismo, pudo aprovechar el poder de las redes sociales para alentar tanto a colegas como a clientes a pasar esa prueba. Farulla creó citas nocturnas en Instagram, que tituló «Late Late Show». Desde las 11 de la noche hasta altas horas de la noche, el bartender deleitó a su audiencia de cientos y cientos de personas con entrevistas a verdaderas leyendas del mundo del mixto: Dario Comini, Hamish Smith, Tony Parlapiano, Simone Bodini y Bruno Vanzan.

Una vez dejado atrás el confinamiento, Farulla comenzó un nuevo proyecto , Chapter, un hotel de lujo en el corazón de Roma. Menos de un año después de su inauguración, la reapertura de Chapter este mes coincide con la llegada de Farulla, pero también del chef Davide Puleio, conocido por haber obtenido una estrella Michelin de Alchimia en Milán y a quien ahora se confía el restaurante.

En la actualidad, que Mario Farulla quería abrir un club propio era un rumor que circulaba en el ambiente desde hacía tiempo. Pero ahora, por fin, está sucediendo. A finales de enero, “Dirty” abrirá sus puertas en Milán.

A través de Instagram, presentó su proyecto con estas palabras: «Me pasé años teniendo que parecerme al lugar donde trabajaba. Ahora por fin voy a trabajar en un lugar que se parece mucho a mí, a mi alma desaliñada, desordenada y políticamente incorrecta. Un lugar real para gente real, tan brutal como la sencillez de las cosas claras y honestas», continúa, «Será un bar del pueblo, sin florituras, desnudo y crudo. Un bar tan feo como hermoso», anticipa Mario Farulla. Que lo vive como un sueño «que parecía lejano» y finalmente se está cumpliendo luego de mucho esfuerzo. 

En Dirty, para subrayar que la calidad del producto es más importante que su envase, utilizarán las latas de bebidas espirituosas producidas por Cringe Company, uno de sus últimos proyectos.

Mario comenta que la calidad real de los productos utilizados y propuestos por la «industria del bar» ha sido suplantada por marcas de escaso valor, pero con un marketing extremadamente caro y convincente. En ese sentido es que el objetivo de Cringe Company es volver a la esencia más profunda del destilado, desenmascarar a quienes han hecho de la comunicación y la imagen su único fuerte.  La ginebra, el ron, el vodka y el triple sec producidos por Cringe Company tendrán exclusivamente las características propias de estos destilados, sin florituras ni mistificaciones. Un gin que tiene sabor a gin a gin, por ejemplo.

Para ello, Farulla colmará su nuevo bar de los productos de Cringe Company. Ha elegido un envase práctico, eficaz y económico. Son latas de 4,5lt, fabricadas íntegramente con plástico reciclable, una elección muy deseada para distanciarse de quienes han sustituido la belleza de su envase por la calidad de su producto.

Por otro lado, el dueño del nuevo club nos anticipa: «La inauguración está prevista para finales de enero. El bar se levantará sobre las cenizas de un taller mecánico en Viale Regina Giovanna, en la zona de Porta Venezia”.

Farulla concluye diciendo que «será un bar tan básico que derribará todas las superestructuras inútiles que se han creado a lo largo de los años». ¿Te gustaría saber más sobre el proyecto? Puedes encontrar a Mario en Instagram como @mariofarulla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *