Máximo Huerta, tras confesar su duro revés de salud: «Mi madre ha estado muy preocupada»

Internacional

Están siendo días duros para Máximo Huerta (51 años). El comunicador valenciano desveló hace unas horas el complicado revés de salud que acarrea desde hace varias semanas. Así lo ha hecho saber él mismo en sus redes sociales: «He pasado unos días duros, muy duros. Tengo problemas respiratorios desde niño, la edad lo agrava, y desde el día 23 de septiembre ando mal. Realmente mal. La tos fue convirtiéndose en una bronquitis, un ingreso, mucho broncoespasmo y, lo peor, falta de oxígeno en sangre».
El escritor tuvo que solicitar la baja médica por unos días, y ha sido en estos momentos en los que se siente algo mejor cuando ha confesado todo lo sufrido días atrás: «Hoy regreso al médico, después de noches interminables, respiro mejor por primera vez. Confío en la doctora y en la evolución de la enfermedad: antibióticos, broncodilatadores, oxígeno…».
Tras este duro testimonio, EL ESPAÑOL se ha puesto en contacto con Huerta para conocer la última hora sobre su estado de salud. El presentador, amable y atento en la conversación con este medio, intenta restar importancia a su situación, pues en su hogar tiene preocupaciones que le conciernen aún más, como el cuidado que requiere su madre.

Máximo Huerta se recupera en casa, donde cuida de su madre, tal y como ha desvelado a EL ESPAÑOL.

Instagram

[Máximo Huerta desvela su ingreso hospitalario: «He pasado unos días muy duros»]
«Estoy en casa. Estoy recuperándome», avanza en un primer momento Máximo. Al instante muestra lo centrado que está en mejorar cada día pero sobre todo en estar al lado de su madre: «Estoy enfocado y preocupado por los problemas médicos de mi madre, los míos son propios del asma».
«Yo iré mejorando», insiste el comunicador de Utiel. Y añade: «Anulé varios actos y me puse en manos de los médicos. No he estado en el hospital, solo atendido. No puedo dejar a mi madre sola».
Clara Hernández, la matriarca fiel de Máximo, ha sufrido mucho estos días al ver a su hijo pasando por un problema de salud: «Ni te imaginas lo preocupada que ha estado. Está asustada al leer titulares y ver que la gente me llama», ha confesado el ganador del Premio Primavera de Novela 2014.
Sin embargo, gracias a la atención de los doctores y a su rápido diagnóstico, Huerta se recupera poco a poco en el calor de su hogar, junto a la persona que más quiere. Su madre, pese a mostrarse muy preocupada por su vástago estos días atrás, es consciente de que el problema respiratorio que sufre Máximo convive con él desde que era pequeño. «Llevo 51 años sufriendo episodios de asma», desvela el presentador a este periódico.

Máximo está enfocado en el cuidado de su madre.

Instagram

Pero para el comunicador ahora lo más importante es el estado de salud de su madre. Fue el pasado 31 de enero cuando Huerta dio a conocer que se encontraba en el hospital después de que su madre sufriera una caída por la que requirió atención médica. No obstante, el bienestar de su progenitora ya era una de sus principales preocupaciones mucho antes de este revés.
Desde hace casi dos años, el exministro de Cultura está completamente volcado en la salud de su madre. En el periodo navideño de 2020, Máximo desvelaba que a su progenitora le habían detectado un tumor: «Es un año complicado, no me quiero quejar porque tengo esa luz. Mi madre ha estado en una burbuja en la que he estado cuidándola. Que el tumor vaya bien, que no sea nada malo… No le pido nada más, me da igual todo», deseaba de cara a la entrada del año 2021.
En este tiempo, el galardonado escritor ha querido mantener en el plano más íntimo la enfermedad de su madre, sin embargo, puntualmente muestra tiernas fotografías en las que ella es la protagonista, siempre cariñosamente custodiada por él. En una de estas instantáneas se puede ver a madre e hijo compartiendo un momento íntimo frente a la playa de la Malvarrosa, y en esa publicación el comunicador desvela la conversación que mantuvieron: «Ella me pregunta que dónde está su madre. ‘En misa, ¿verdad?’. Y le digo que sí. Que claro. Y ella responde que tarda mucho. Asiento forzándome. ‘No tarda, mamá. No tarda'». 
Clara necesita la atención de su hijo, un apoyo constante que tiene a diario y que el presentador no va a frenar ni siquiera cuando él mismo sufre un revés en su salud: «Amor es ver a quien amas cuidando de quien más quieres», escribía en uno de sus últimos post dedicado a su madre.