Primeras palabras de Irene Rosales tras el ictus de Kiko Rivera: «Ha sido un susto. Le están haciendo pruebas»

Internacional

Delicados momentos para Kiko Rivera (38 años), que se encuentra ingresado en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla tras sufrir un ictus esta madrugada. A pesar de que en un primer momento todo apuntaba a que el hijo de Isabel Pantoja (66) estaría crítico, poco a poco se van conociendo más datos sobre su estado de salud.
Después de las declaraciones de Cayetano Rivera (45) en un acto en Madrid asegurando que Kiko se encuentra bien aunque «todavía con el susto en el cuerpo», ahora es Irene Rosales (31) la que, tras visitar a su marido en el hospital – se encuentra en la unidad de ictus y las visitas y los horarios están muy restringidos – ha dado la última hora sobre su estado.
«Estamos bien, está todo bien, está todo controlado. Ha sido un susto y, nada, tiene que estar aquí porque es donde mejor puede estar y le tienen que seguir haciendo pruebas, pero que está todo bien y está todo muy controlado. Gracias a Dios se queda en un susto», ha explicado con una entereza digna de admirar en estos momentos.
[Kiko Rivera, ingresado de urgencia en un hospital de Sevilla tras sufrir un ictus]

Irene Rosales abandonando el Hospital Virgen del Rocío en Sevilla.

Gtres

Confirmando que Kiko ha sufrido un ictus «muy leve», la sevillana ha revelado que aunque «todavía le están haciendo pruebas» él «está bien, con ánimo, tan perfecto y tan normal».
«Ha sido un susto y dentro de la palabra no quiero que se alarme cuando digo que ha habido suerte» explica, señalando que su marido no tiene ninguna secuela: «Nada, de momento nada. Ahora mismo es lo de menos y lo importante es que él está bien y donde mejor puede estar es en el Hospital Virgen del Rocío donde le están cuidando y tratando de maravilla».
Respecto a los síntomas que tuvo y cómo descubrieron que se trataba de un ictus, Irene ha asegurado que en ningún momento sospecharon que se trataba de eso porque Kiko llevaba días arrastrando un resfriado: «Fuimos a otro hospital por un dolor de garganta. Es verdad que se levantó con media cara hinchada, pero lo podríamos haber achacado a un dolor de muelas, a una infección de oído porque no ha ido más allá los dolores que ha tenido, pero finalmente fue eso y ya está».
«Él es joven y no voy a rebuscar ahora de qué puede ser, pero es que esto le puede pasar a cualquier tipo de persona o no lo sé, pero ese es el menor de los problemas ahora mismo. Mi preocupación es que él salga de aquí, que si Dios quiere será dentro de muy prontito y, nada, me ha mandado besos para todos, que os diga que él está bien y que muchísimas gracias por preocuparos» ha afirmado con una sonrisa, demostrando su positividad pese al tremendo susto que sufría hace solo unas horas.
[Isabel Pantoja, muy «angustiada» tras el ictus de su hijo Kiko Rivera: se prevé su visita al hospital]

La mujer de Kiko Rivera ha explicado que el Dj está bien y consciente.

Gtres

Respecto al posible alta hospitalaria, Irene apunta que todavía no saben nada, pero tampoco tiene prisa porque ahora lo más importante «es salir de aquí bien y con todo atado, sin tener que tener más problemas que obviamente no los hay». «Todo está bien, se ha cogido a tiempo, pero es una persona muy joven y tiene que estar controlada» insiste.
En cuanto a Isabel Pantoja, la sevillana ha confirmado que «está al tanto de todo» pero que por el momento ni ha hablado con Kiko ni le veremos en el hospital porque, como insiste, lo más importante es que ahora el Dj esté «tranquilo»: «Bueno, ahora mismo lo de menos es que venga la gente a verlo porque yo creo que incluso no le viene bien porque con la emoción y demás se puede poner más nervioso y por el momento la única que va a estar viniendo soy yo para que no se ponga nervioso, pero que están todo el mundo hablando y pendiente de él. Todo el mundo».
Todavía en observación y sin saber cuándo pasará a planta – «lo prefiero porque está más controlado» admite Irene – ha sido un golpe para el Dj, que como confiesa su mujer está «asustado y nervioso» aunque, vuelve a repetir, se encuentra bien.
«Yo estoy tranquila porque sé que él es fuerte, que va a salir bien. Estoy preocupada, pero que tampoco voy a preocupar más a la gente ni nada cuando, gracias a Dios, tiene solución. Como soy muy positiva, vamos a seguir con la positividad» asegura. 

Kiko Rivera, ingresado en estado crítico tras sufrir un grave problema de salud

JALEOS | AGENCIAS