Sara Carbonero, operada de urgencia tras una revisión cuando se cumplen tres años de su cáncer de ovario

Internacional

Nuevo bache de salud para Sara Carbonero (38 años). Este miércoles, 23 de noviembre de 2022, se ha hecho público que la periodista, y exmujer de Iker Casillas (41), fue intervenida de urgencia el pasado lunes 21 en la Clínica Universitaria de Navarra. 
Según avanza Lecturas, tras realizarle una revisión el equipo médico decidió que su ingreso era urgente. Este problema de salud acontece justo tres años después de que Carbonero anunciara que padecía cáncer de ovario.
La periodista deportiva se encuentra acompañada en todo momento por su madre, Goyi Arévalo, y por su mejor amiga, la presentadora de Informativos Telecinco Isabel Jiménez (40). De acuerdo a la información que maneja el citado medio, los hijos de Carbonero, Lucas y Martín, están siendo atendidos por Irene, la hermana de Sara. 
[Sara Carbonero, operada de un tumor maligno en un ovario]

Carbonero en una imagen de archivo, en Madrid, en febrero de este año.

Gtres

Sostiene la versión web de la revista que Sara Carbonero acudió al centro médico después de pasar el fin de semana en familia. En esa línea, según la información a la que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, Sara fue vista en Madrid el pasado viernes, 18 de noviembre de 2022, al filo de las doce de la noche, en compañía de su pareja sentimental, Nacho Taboada, paseando alrededor de los cines Renoir, en la céntrica calle de Princesa. 
A pesar de su operación, la periodista ha seguido activa en sus redes sociales en las últimas horas. Su red social continúa actualizándose con contenido relacionado con los diferentes trabajamos como imagen de la periodista. No es la primera vez que Carbonero es intervenida de urgencia. El 9 de febrero de 2021, la comunicadora se veía obligada a ser operada en el mismo centro médico. 
Entonces, se apuntó a que el motivo de la operación se debía a una recaída en su cáncer de ovario. Este extremo fue desmentido por su entorno, aunque si bien nunca se desveló la naturaleza de su paso por quirófano. Lo que sí se constató por aquellos días fue el apoyo férreo que recibió de su por entonces marido, Iker Casillas. En esta ocasión, el destino ha querido que Casillas se encuentre en Qatar junto a la delegación de TVE retransmitiendo el Mundial de Fútbol. 
El exfutbolista estuvo advertido en todo momento de lo que estaba pasando y se planteó renunciar a su trabajo para quedarse con sus hijos -tal y como cuenta la mencionada revista-, pero finalmente, y para dar normalidad a la situación, se declinó la propuesta.
Fue en 2019, poco después de que Iker Casillas sufriera un infarto, cuando la presentadora anunció que padecía un tumor maligno en un ovario. Así lo anunció en sus redes sociales el 21 de mayo de ese año: «Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender. Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de 6 letras que todavía me cuesta escribir. Hace unos días en una revisión, los médicos me vieron un tumor maligno de ovario y ya he sido operada».

Sara Carbonero junto a su íntima amiga, y socia, Isabel Jiménez, en octubre de 2021 en Madrid.

Gtres

A pesar de todo, aseguró entonces que «todo ha salido muy bien, afortunadamente lo hemos pillado muy a tiempo pero todavía me quedan unos meses de lucha mientras sigo el tratamiento correspondiente». 
«Estoy tranquila y con la confianza de que todo va a salir bien. Sé que el camino será duro pero también que tendrá un final feliz. Cuento con el apoyo de mi familia y amigos y con un gran equipo médico. Aprovecho para pedir desde aquí a mis compañeros periodistas el respeto y la comprensión con los que siempre me habéis tratado, especialmente en estos momentos tan difíciles y delicados para mí y mi familia», añadió. 
Cabe recordar que en octubre de 2018, con el Día Mundial contra el Cáncer de Mama como telón de fondo, la periodista natural de Corral de Almaguer (Toledo) ya reveló, también a través de Instagram, que le detectaron un bulto en uno de sus pechos. Por fortuna, en ese momento fue benigno: «Hace solo unas semanas experimenté en mi propia piel el miedo y la incertidumbre cuando me detectaron por sorpresa un bulto bastante grande en una revisión».

Sara Carbonero es operada de urgencia

AGENCIAS