Tamara Falcó confiesa que no está preocupada por ser madre: «Me gustaría compartirlo con alguien»

Internacional

El pasado mes de septiembre, Tamara Falcó (40 años) vivió sus días más convulsos. La marquesa de Griñón pasó de la felicidad al llanto en solo horas tras la filtración de un vídeo de su expareja, Íñigo Onieva (33), besando a una mujer que no era ella. Unas dolorosas imágenes para la socialité que cambiaron sus planes y la llevaron a anular su compromiso de forma rotunda. La hija de Isabel Preysler (71) dejó a un lado su proyecto en familia y se centró en su trabajo. Así, un mes y medio después de la ruptura, ha lanzado su nueva colección para Pedro del Hierro. 
Este martes, 15 de noviembre, Tamara Falcó ha presentado su propuesta para la temporada otoño-invierno 2022, inspirada en su propia vida. Junto al director creativo de la marca, Nacho Aguayo, la marquesa de Griñón ha ideado una colección de tres cápsulas: ‘El Rincón’, ‘Salesas’ y ‘Christmas’. 
«Me hace muchísima ilusión porque inicialmente iba a ser un proyecto puntual, pero hemos hecho muy buen tándem y han vuelto a contar conmigo. Para mí es un honor y espero que sigamos vistiendo a muchas mujeres», ha expresado Tamara Falcó en la presentación de su propuesta, celebrada en Madrid, y a la que ha asistido EL ESPAÑOL. 

Tamara Falcó ha asegurado que se encuentra «bien» y «tranquila».

Gtres

Ataviada con un traje gris de la propia colección y unos altísimos tacones de Steve Madden, Tamara ha compartido su nuevo proyecto de moda en una nueva etapa que, sin embargo, no significa el comienzo de una nueva vida. «No tengo por qué cambiar, mi vida no está definida por una pareja», ha expresado la marquesa de Griñón tras confirmar que se encuentra «bien» y «más tranquila». 
Tal y como ha confesado, Tamara ha conseguido afrontar la tristeza que supone una ruptura gracias al apoyo de sus seres queridos: «Mi familia, mis sobrinos que son lo máximo, mi madre que es un pilar gigante y mis amigas. No he estado casi sola ni un momento». La socialité reconoce que el proceso ha sido rápido y se lo atribuye a su espiritualidad. 
[El fin de semana de lujo de Tamara Falcó y Enrique Iglesias en Qatar: música, familia y moda]
«Ha sido rápido gracias a la Virgen. Después del retiro en Lourdes me sentí con una fuerza que no era mía. Lo he llevado de una forma que podría haber sido peor», ha asegurado. Aunque se mantiene fuerte, la diseñadora recuerda que fueron momentos muy duros: «Evidentemente he llorado, evidentemente he tenido momentos malos, evidentemente tuve momentos en los que no sabía muy bien qué había sucedido».
A pesar del dolor, Tamara Falcó no tiene ningún tipo de resentimiento hacia su expareja. «El rencor se acaba volviendo en tu contra, es algo que se tiene que trabajar muchísimo. Rencor es una palabra horrible y no es lo que siento», ha expresado la marquesa de Griñón, quien cree en las segundas oportunidades, pero no ve posible una reconciliación con Íñigo. Además, ha confirmado que de momento no tiene ningún tipo de relación con el empresario «por prescripción facultativa». 

Tamara Falcó durante la presentación de su nueva colección para Pedro del Hierro.

Gtres

Aunque no se cierra a una nueva ilusión, encontrar un nuevo amor no está en sus planes inmediatos. «Solo pienso en mi futuro y en mi futuro no está planteado», ha confirmado. Tamara ha aprendido «bastante» y no tiene miedo de quedarse soltera. «Con una buena pareja se está fenomenal, pero yo sola estoy fenomenal», ha confirmado.
A día de hoy, la marquesa tampoco está preocupada por la maternidad. «Me encantan los niños, pero creo que son frutos del amor. Es algo que me gustaría compartir con alguien, vivir en familia», ha asegurado. Aunque respeta todo tipo de métodos para ser madre, la hija de Isabel Preysler ha explicado que no siente «la suficiente necesidad». Ella prefiere vivir la experiencia en pareja. 
Actualmente, Tamara Falcó se mantiene enfocada en otros proyectos. No tiene intenciones de mudarse próximamente, ya que su nueva casa sigue en obras. Baraja la posibilidad de lanzar la segunda temporada de su serie en Netflix, aunque todavía no tiene seguridad de ello. Sobre las celebraciones más inmediatas, asegura que las pasará en la intimidad. La marquesa de Griñón sigue a la espera de los planes que tiene su familia para festejar la Navidad, mientras se mantiene centrada en su 41 cumpleaños que tendrá lugar el próximo domingo, 20 de noviembre.